lunes, 9 de julio de 2012

Tenuta della Terre Nere. Terruños del Etna.


Saliendo de la excepcional cata blancos de los hermanos Monnot, me enteré de un evento singular.Uno, en el que se programaba la presentación de vinos producidos en el Etna, una denominación poco conocida, incluso entre los aficionados más recalcitrantes y aventureros, como creo que es mi caso.

Es Sicilia una tierra a la que tengo especial cariño, enamorado de su historia, de sus parajes, de sus playas, y muy especialmente de su gastronomía. Recuerdo con cariño las sencillas pero sabrosas pizzas comidas a la sombra del castillo normando de Aci Castello, confieso que acompañadas de alguna birra  Moretti. No atesoro, sin embargo, mucho conocimiento de sus vinos, más allá de algún Nero D’avola que cayó en una cata de La Despeña. Tenía pues el evento, el atractivo de lo desconocido y de los recuerdos de felices tiempos de juventud.


Cuando llego a la conocida sala de catas de la Enoteca Barolo, me sorprende verla casi llena. Mucho mejora la afición al vino en Madrid, cuando  en julio se completa el aforo para una cata de vinos de Sicilia. La verdad es que el tiempo recompensará nuestra dedicación con unos vinos fuera de lo común, y desde luego merecedores de nuestra atención.

Coordina la cata  Miguel, buen conocedor de los vinos italianos, que nos introduce en el complejo mundo de las denominaciones de origen sicilianas, deteniéndose especialmente en la que hoy nos ocupa, Etna DOC. La zona circunda el volcán de norte a sur, pasando por el este, evitando la zona de poniente. Se buscan, como comprobaremos más tarde,  las zonas menos cálidas con objeto de producir vinos más frescos.


Tenuta de la Terre Nere, la bodega cuyos vinos catamos está situada en la zona norte, y sus viñedos tienen una media de unos 70 años. Están situados a una altura de unos 700 metros sobre el nivel del mar. Elaboran con criterios ecológicos, y procuran que la madera no sea muy intrusiva, usando sobre un 25% de barricas nuevas en la crianza. Como siempre la información nos prepara para ponernos en situación, pero lo verdaderamente interesante es ver que nos dicen los vinos. Estos fueron y esto me contaron:

Tenuta della Terre Nere Bianco 2011. (carricante 50%, catarratto, 25%, grecanico 15%, inzolia 10%). Etna Bianco DOC. Un vino sencillo que se presenta con un aroma presente y fresco, sorprende su complejidad para la juventud del vino. Aromas de flores blancas y fruta también blanca, manzana ácida, pera. Tiene también recuerdos minerales de ceniza, piedra húmeda. En boca tiene un ataque inmediato, frutal, intenso, con volumen medio y buen estrctura, muy fresco. Tiene un final cítrico, con recuerdos florales. Muy bueno. No está nada mal para los diez euros que cuesta.

Viene después el grueso tinto de la bodega, con un ejercicio muy interesante. Cataremos la última añada de la mayoría de los pagos, seguida de una ya con dos o tres años de botella, con lo que tendremos ocasión de comprobar su evolución y capacidad de guarda.

Tenuta della Terre Nere “Santo Spiritto 2010”. (nerello mascalese 98 %, nerello capuccio 2%). Etna Rosso DOC. Un vino aromáticamente complejo con aromas florales iniciales, acompañados por notas de monte bajo, ahumados ligeros y de corteza de naranja. Conforme gana temperatura van dominando los aromas de fruta roja madura. En boca es elegante, con buena acidez ligeramente marcada, equilibrado, con un tanino ligeramente secante, y buena persistencia. Muy bueno plus.

Tenuta della Terre Nere “Santo Spiritto 2008”. (nerello mascalese 98 %, nerello capuccio 2%). Etna Rosso DOC. En nariz destacan aromas de hongos, acompañados por rosas secas y monte bajo. Se nota una cierta pérdida de intensidad con respecto a la añada reciente. En boca ataca con buen volumen, goloso, y con acidez suficiente. Persistencia media con notas de regaliz. Muy bueno plus.

Tenuta della Terre Nere “Guardiola 2010”. (nerello mascalese 98 %, nerello capuccio 2%). Etna Rosso DOC. En nariz más de uno diría que es un pinot noir por su aroma de rosas secas, especiado, muy mineral, con notas de talco, tierra mojada y humo. Una nariz de la que destacaría su elegancia. En boca es tánico, sin llegar a molestar, con buen nervio, excelente acidez, y muy buena persistencia. Excelente minus.

Tenuta della Terre Nere “Guardiola 2006”. (nerello mascalese 98 %, nerello capuccio 2%). Etna Rosso DOC. Una nariz algo apagada, y cerrada, de poca intensidad. Le cuesta mucho abrirse, cuando lo hace aparecen ahumados y ceniza volcánica. En boca tiene un volumen medio, es ligero, con persistencia media/baja. (Hay quien dice que Guardiola envejece mal).

Tenuta della Terre Nere “Calderara Sottana 2010”. (nerello mascalese 98 %, nerello capuccio 2%). Etna Rosso DOC. Entre sus aromas aparecen inicialmente toques de mermelada ligeros, fruta roja madura, con notas de regaliz y tierra mojada. Ceniza volcánica. Tiene muy buena acidez e intensidad, y un volumen moderado. Un final amargoso, floral, con vuelta a la fruta roja madura. Es el más mediterráneo de los tres, manteniendo la elegancia de la bodega. Muy bueno plus.

Tenuta della Terre Nere “Calderara Sottana 2007”. (nerello mascalese 98 %, nerello capuccio 2%). Etna Rosso DOC. Muy mineral, apareciendo pronto la tierra mojada, notas no muy intensas de pólvora y ceniza, y de fondo la fruta roja madura. En boca destaca su buena acidez, con un tanino elegante y sedoso. Final mineral, con una persistencia moderada. Muy bueno plus.

Finalizamos la cata con la insignia de la bodega Tenuta della Terre Nere “Prephyloxera 2010”. (nerello mascalese 98 %, nerello capuccio 2%). Etna Rosso DOC. Muy complejo y perfumado, con aromas de frutas rojas, rosa seca, y notas de monte bajo. Con la aireacióndestacan los aromas minerales de ceniza, talco y tierra mojada. En boca destaca por su amabilidad y redondez, profundo y muy bien estructurado, con muy buena acidez y tanino finísimo. Final largo y ligeramente goloso. Excelente.

Excelente aproximación la que realizamos en esta cata a unos vinos no muy conocidos. Resumir su carácter en pocas palabras no es sencillo, pero para mi serían sin dudar "elegancia y mineralidad". Vinos que yo no conservaría más de un par de años, y que se beben sin sentir. Desde luego no será la última vez que me acerque a esta bodega.

4 comentarios:

  1. Estuve a punto de sumarme pero problemas de salud me lo impidieron. Lo cierto es que por lo que comentas la zona y la bodega apuntan maneras.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano

      Una pena que no pudieras asistir, porque realmente mereció la pena. Estoy convencido de que te hubiera gustado el estilo de esta bodega. Si tienes oportunidad, te recomiendo el del pago Guardiola. Guarda cierta similitud con los tintos gallegos, parece una evolución de ese estilo.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Parecen interesantes los vinos sicilianos según nos cuentas. Yo sólo conozco los vinos dulces de MARSALA que tube la ocasión de probar en la última edición de VINOBLE2010.

    Un saludo compañero!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego me parecieron muy interesantes. A ver si alguna de las veces que bajo a Cádiz llevo algo.
      Nos vemos en unos días.

      Saludos!

      Eliminar