lunes, 20 de agosto de 2012

Albillos Madrileños.


Aunque sólo llevo seis años en Madrid, me considero en cierto modo, madrileño de adopción. Y eso que estas pasadas vacaciones me han servido para profundizar mis raíces, y echar de menos mi tierra más allá de lo que creía posible.

Cuando me planteé organizar una cata para iniciar a unos amigos en el mundillo del vino, pensé que no sería mala idea escoger algunos de los que se están produciendo en esta tierra. Vinos que me han proporcionado muy buenos momentos, y que me han mostrado hasta qué punto se están desarrollando en Madrid proyectos interesantes.

Con los calores que estamos soportando pensé que no sería muy oportuno darles a catar unas garnachas, y me decidí por algunos de los vinos que se están produciendo con albillo. Uva que últimamente está teniendo cierta notoriedad, bajo mi punto de vista muy merecida.

Podría decir que mi motivación al organizar la cata fue devolver parte de lo que el mundo del vino me ha dado. Grandes momentos he pasado, y grandes personas he conocido gracias a él. Quedaría muy bien por mi parte, pero no sería del todo cierto. Mi objetivo era, en gran parte, tratar de alejar las botellas de lambrusco de nuestras mesas cuando salimos a cenar. Un objetivo como se ve mucho más prosaico, y más práctico.

La cata tiene bastante aceptación, se apuntan catorce personas, y lo que es más importante para mí, mis dos hijas mayores.

Como no encuentro ningún albillo sin crianza en madera, pienso que será buena idea incluir un blanco gallego, decidiéndome por Leirana. Un vino que estoy convencido no puede defraudar al que se acerca al vino con interés por primera vez. La completo con Navaherreros y Picarana, dos viejos conocidos que no me defraudan, y con 4 monos, que me recomienda Nacho, de La Tintorería.

Después de un buen jaleo para encontrar copas para todos, ya que en mi casa no suelen programarse eventos de este tipo con tantas personas, comenzamos la cata. Explico lo que considero más importante para catar un vino de forma ordenada, que podéis encontrar en este cuaderno en “como hago la valoración”.

He conseguido captar la atención de poco más de la mitad de los concurrentes. Hay incluso quien toma apuntes. Al menos la próxima vez que salgamos a cenar, en la mesa acompañará al lambrusco algún vino.

El primer vino es como decía Leirana 2011. Bodega Forjas del Salnés. (100% albariño). DO. Rías Baixas. No defrauda. Su aroma intenso es difícil de definir para los que se inician, pero poco a poco se encuentra la hierba cortada, los cítricos (limón, pomelo), los aromas a tierra mojada, y al fondo las frutas exóticas (mango y alguna nota de piña). En boca destaca en la entrada su acidez marcada. Es fácil explicar con este vino lo que es el volumen y la intensidad. Su estructura  compensa acidez con fruta y algún detalle amargo. Su final medio/ largo en el que vuelven los cítricos, acompaña notas minerales con un fondo amargoso. Excelente minus. Un buen comienzo.

Seguimos con Navaherreros 2010. Bodegas Bernabeleva. (Albillo, con una pequeña proporción de macabeo). DO. Vinos de Madrid. Fermentado durante unos nueve meses en fudres de roble de 500 litros, y criado con lías finas. El vino comienza tímido, cerrado, con aromas de tierra húmeda, y queso azul. Bueno para explicar como la aireación va modificando los aromas. Con temperatura y aire van a apareciendo los aromas de flores secas, monte bajo, manzanilla, tostados ligeros, humo, seguidos de notas minerales a tierra húmeda. En boca tiene una intensidad media, buen volumen, es carnoso, interesante por sus notas especiadas acompañadas de fruta blanca. Buena acidez. Su final es medio, trayendo de nuevo la manzanilla y frutos secos tostados algo amargos. Muy bueno plus.

El siguiente es Picarana 2010. Bodegas Marañones. (100% albillo). DO. Vinos de Madrid. Cultivo ecológico de viñas de entre 30 y 70 años. Crianza de diez meses en fudres de roble francés, nuevos y usados. De aroma intenso, limpio desde el comienzo. Sobresalen la fruta blanca madura (pera conferencia), muy bien acompañada de notas de limón, tierra seca, pólvora y un sutil fondo de caramelo tofe. En boca es fresco, graso, pero algo ligero de intensidad, y de volumen medio. La madera la encuentro algo marcada, pero no molesta. Final medio/largo, en el que los recuerdos cítricos vienen acompañados de notas de flores secas. Muy bueno.

El último, y el único que no conozco, es 4monos 2010. 4monos viticultores. (100% albillo). DO. Vinos de Madrid. Crianza en barricas de roble francés usadas. Aroma limpio e intenso, en el que destacan las flores blancas, acompañadas de frutos secos tostados y frutas blancas (manzana madura). Con la aireación van destacado los matices minerales de tierra mojada, y piedra. En boca tiene muy buena acidez. Es un vino francamente bien estructurado, con buena fruta y un punto goloso que hacen que el alcohol (15º) no destaque. Muy buen final en el que se aprecia de nuevo la mineralidad, dejando un recuerdo salado y de flores secas. Excelente minus. Fue el que más impactó de la cata. Hubo incluso quien me pidió información de cómo conseguirlo.

Repasando la cata me parece que tal vez arriesgué demasiado con unos vinos, que aunque de muy buena calidad, son algo complicados para la cata de noveles. Sin embargo el resultado no fue malo, todos se divirtieron y en algunos prendió la semilla de la enopatía. Los albillos de Madrid no defraudaron, aunque hay que tener un cuidado extremo en la temperatura de servicio, por su alta graduación. Algunos hablaron de una próxima cata de tintos. Lo mejor de todo es que mis hijas quedaron encantadas. Habra nuevas catas y serán nuevas historias.

17 comentarios:

  1. Genial post (como siempre), el vino 4 Monos lo hace una chica de Valladolid que hace verdejos (muy buena "amiga" de Jimenez-Landi) y que ha cogido viñas viejas por Cebreros para recuperarlas en unas laderas brutales y hace su vino, 4MONOS.

    Si necesitas su contacto te lo paso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alfredo
      Si me das el contacto, te lo agradecería. Me gusta mandar el enlace a las bodegas de las que hablo, para darles oportunidad de réplica.
      El 4monos impresionante.

      Eliminar
  2. Vicente, al final salió bastante bien aunque se trate de una uva no tan facil para principiantes, pero creo que vas a conseguir eliminar cierto italiano de vuestras mesas...ojalá sea el comienzo de muchas mas catas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos
      Muchas gracias por tu comentario. Hay grandes italianos, pero no el que abunda por desgracia en nuestras mesas. Seguro que hacemos más catas. Lo malo será sacar tiempo para todo (Es el tercer grupo de iniciación que hago, y todos "maduran".

      Eliminar
  3. Genial entrada y seguro que estupenda experiencia. Me encanta cómo has ido explicando la evolución de los vinos en la copa y las impresiones de tus asistentes. Puedes seguir dando alguna que otra cata para iniciados, seguro que lo haces estupendamente, doy fe. La participación de tus hijas, seguro un honor y satisfacción personal. Es importante que la familia esté ahí, comprendiéndote y dándote su apoyo. Te felicito por lo que tienes.
    Un gran abrazo de un buen amigo del sur.

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan Manuel
    Gracias por el comentario. La experiencia fue magnífica, disfruté como un niño. En la única cata que di para iniciados estuviste, pero eso no cuenta porque los que estábais erais amigos, y así es bien fácil.
    Que participen mis hijs es una maravilla. Tengo que seguir haciendo catas en casa para ir enseñándoles, pero esta vez iré a cosas más senicllas para ellas. A ver quetal.
    Un abrazo, paisano.
    Vicente

    ResponderEliminar
  5. Cuatro Monos lo hacen 4 amigos, Laura, Javier, David y David que elaboran el blanco que proviene de la localidad de Cadalso, y el tinto que proviene dela localidad de San Martín de Valdeiglesias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nacho por la puntualización, parece que ha habido un cruce de bodegueros. Y gracias sobre todo por la recomendación, el vino no lo conocía y me gustó mucho.
      Saludos
      Vicente

      Eliminar
    2. De nada Vicente, me alegro que te gustase el vino, si necesitas mas información de la bodega la tienes en nuestra web. Saludos!

      Eliminar
    3. Ya vi la información de vuestra web. Estuve buscando si la bodega tenía página web, o un medio de mandarles el link a esta entrada, pero se ve que no tienen. Saludos

      Eliminar
  6. Muy interesante la cata. No pones las añadas y algunas no se ven en la foto, son todo 2010?. Me interesa esta uva desde lo que saca Alfredo maestro hasta estos que se hacen en Madrid, con perfiles distintos. No he probado 4 monos pero me echaba pa trás los 15 %, si se da la oportunida lo pruebo.
    Si probé Picarana y pies descalzos, ambos del 09 y me gustaron mucho. Si bien el piez descalzos tenía la madera un poco por encima me pareció un vino complejo y con mucho que decir. El picaraña me gustó más por su perfil más fresco. Y de navaherreros solo tengo referencia de un 07, un vino con mucho peso, potente y graso. Como digo son vinos muy interesantes de una variedad que a priori dicen que no da mucho de si.
    Una pregunta por si alguien lo sabe. Alguno de estos es albillo real?, creo que si en pies decalzos pero no lo sé. tengo entendido que es una variedad superior al albillo común...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge
      Gracias por el comentario. En efecto, eran todas 2010. La cata fue muy interesante, pero no creo que la repitiera como cata de iniciación. Un poco dura. Perfiles aromáticos muy complejos, poco accesibles para noveles. Aún así, no fue del todo mal.
      El Picarana es un vino muy bueno, pero a mi fue el que menos me gustó de los tres. Dejando claro que pienso que la calidad general de los vinos de la cata, aunque me esté mal el decrilo, fue muy buena.
      Sobre las variedades , hay un artículo de Victor de la Serna en el que sostiene que lo que llamamos albillo son en realidad un buen número de clones diferentes. Si lo encuentro te lo envío, creo que está en El Mundo.
      Saludos
      Vicente

      Eliminar
    2. Albillo común, Albillo Real... Yo creo que causa mas efecto el nombre bonito que la diferencia real entre ambos

      Eliminar
  7. Gracias por compartir tan magnifica cata, cuando tenga oportunidad de probarlos compartiremos opiniones.

    Un saludo.
    Javier López Lorenzo.
    @fondillon

    ResponderEliminar
  8. Gracias a ti, Javier, por tu comentario. Espero tus opiniones. No dudes en dejarlas por aquí.
    Saludos
    Vicente

    ResponderEliminar
  9. Excelente cata Vicente...aúnque para empezar con blancos no ha sido muy arriesgada...? Yo, si te digo la verdad, los únicos albillos que he probado han sido los de Alfredo y Ambiz...y ahora que no me oye ninguno, no sé si son los mas característicos, supongo que no, je, je!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Muy arriesgada. Hubiera sido mejor empezar con algunos verdejos, blancos gallegos, y patrones mas diferenciados. Aún así el efecto ha sido muy bueno, se han sorprendido muchísimo de que unos vinos que les han gustado tanto se produzcan aquí cerca de casa. Se han quedado con ganas, algunos de ellos, de seguir investigando.
      La próxima sera seguramente de riojas, con un joven, un crianza y un reserva que se diferencien bien.
      El de Alfredo lo probé en la presentación, el de Fabio no. Tengo pendiente visitar la viña que trabajan.
      Gracias por el comentario
      Saludos
      Vicente

      Eliminar