domingo, 28 de octubre de 2012

XIII Salón Mejores Vinos de España (I)



Este es el primer año que tengo la oportunidad de acudir a esta cita, en la que se muestran los vinos mejor puntuados por la Guía Peñín. Estoy encantado de poder asistir, por la oportunidad que supone de charlar con productores, encontrarme con amigos y descubrir nuevos vinos. Comparar puntos de vista con aficionado de la categoría de Mariano Fisac, y de un hombre sabio, como Joan Gómez Pallarès, añaden sin lugar a dudas un plus importante.

Si tenía alguna incertidumbre sobre la capacidad de convocatoria de la muestra, se despeja nada más llegar. El palacio de Neptuno está bastante lleno. Algo de calor, lo que se traduce en la dificultad para mantener la temperatura óptima de los vinos, especialmente los tintos. Los representantes de las bodegas tienen que hacer malabares metiendo y sacando los vinos de las cubetas de hielo, para que no estén demasiado fríos o algo calientes.

El proceso de acreditación está muy bien gestionado y en pocos minutos estoy haciendo algo que me encanta, catar muchos vinos e intercambiar puntos de vista con los productores. La representación de bodegas está bien nutrida. Las dos plantas del palacio completas con stand de productores, entre las que hay varias que me parecieron de un extraordinario nivel.

Empezamos dando una ronda de blancos. Los ribeiros de Coto de Gomariz tienen muy buen nivel, buena acidez y definición. Un gran acierto The flower and the bee, un vino que aunque muestra un mas bien carácter comercial, es muy correcto, y permitirá que la bodega continúe ofreciéndonos otros vinos como Coto de Gomariz Colleita Seleccionada, directo y de una acidez fantástica. Gran trabajo con las lías el que ha realizado Xosé Lois Sebio. Una referencia para apuntar.

Reencuentro con algunos viejos conocidos, como Pazo de Señorans Selección de Añada 2005, que mantiene un nivel excelente. Un vino que merece la pena guardar. Todavía alucino cuando recuerdo la fantástica vertical histórica que nos ofreció la UEC, muestra de que los blancos bien realizados se pueden guardar, y os pueden ofrecer con unos años enormes alegrías. Un albariño muy grande.

Me gusta mucho también el godello de Rafael Palacios, As Sortes 2011. Muy joven, muestra una acidez fantástica, y muy buen volumen. Graso en boca. Muy frutal y agradable. Para disfrutar sin muchas complicaciones. Me gustaría acompañar alguna botella de un buen salmón.

Pasamos a referencias menos conocidas y  descubrimos Altos 2011, de la bodega Altos de Rioja. Un vino que por los seis euros que vale ofrece carácter y nervio. Muy bien confeccionado. Honesto y agradable. Muy frutal en nariz, y con buena acidez en boca, merece la pena conocerlo y disfrutarlo. Apuntado queda.

Paso cerca de Castell D’Encus y recuerdo la entrada del blog de mi amigo Juan Manuel, sobre los vinos de esta bodega. En aquella ocasión mostré mis reservas a vinos elaborados con uvas foráneas y con crianza en madera nueva. No sentó bien mi comentario. Tenía que acercarme a  los vinos y probarlos. Mereció la pena. Taleia 2011 (85% sauvignon blanc, 15% semillon) es un muy buen vino. Agradable y bien estructurado. Con una acidez fantástica. Una muestra más de que hay que dejar los prejuicios en casa cuando te acercas al mundo del vino.

Tras los blancos pasamos a los tintos, pero en aras de la brevedad me permitiréis que en esta entrada hable sólo de cavas y blancos, dejando tintos y generosos para dentro de una par de días, en que seguiré abusando de vuestra paciencia.

La muestra de espumosos merece realmente la pena. El primero a que me acerco es Tantum Ergo Vintage 2007 de Bodegas Hispano Suizas. Un vino agradable y complejo. Una buena muestra de los cavas que pueden hacerse fuera de Cataluña. Su rosado Tantum Ergo Pinot Noir 2010 también me gustó. De paso muy fácil, tiene una buena persistencia e intensidad. Para acompañar un buen arroz potente debe resultar de fábula.

Decir que Gramona hace algunos de los mejores cavas de la actualidad es una obviedad, pero no puedo dejar de mencionarlo. Cato la gama completa y vuelvo a anonadarme con su Celler Batlle 2002 Brut Gran Reserva. Un vino de otra dimensión. Su definición, profundidad, volumen y persistencia le hacen acreedor a situarlo entre los grandes.

Cuando ya casi me marcho, despidiéndome de Joan con el que había pasado algunos ratos para recordar, me pregunta si he pasado por el stand de Raventos i Blanc. Su cara me lo dice todo. Subo a la segunda planta y me acerco. Por suerte está vacío. En la mesa tres joyas  de producción limitadísima que la bodega ha tenido la generosidad de ofrecer para la ocasión. Una mini-vertical de su Gran Reserva Personal. Los años 1998 a 2000. Vinos que muestran su añada con gran autenticidad. Bien realizados, con magnífica estructura. Pero sobre todo deliciosos. Me gustó especialmente el 98, que mostraba una juventud excepcional, todavía con fruta en nariz. Equilibrado y con una excelente acidez en boca. Una pena que sean tan escasos.

Perdonadme si me extiendo demasiado, pero había mucho que disfrutar en este salón. Si hubo bastantes blancos y espumosos que me gustaron, los tintos no le fueron en absoluto a la zaga. Guardo también para la próxima entrada alguna sorpresa que encontré entre los generosos de mi tierra. Todo eso, será otra historia.

16 comentarios:

  1. Probé hace poco el Flower & the bee y está subido al blog, un vino correcto, comercial y que está bien por sus 8 €, pero me gusta mucho más el tinto. El Selección añada 005 lo probé hace 3 meses, muy joven todavía.
    No me dan más por los tantum ergo ni por as sortes.
    Ese taleia será un escándalo con 2 añitos más, seguro.
    Raventós hace muy buenos cavas, unos me gustan más que otros pero es garantía. Y sobre celler batlle, solo hablo de prueba rápida en marzo, es sorprendente su frescura y su acidez para ese tiempo de rima pero me pareció muy crudo.
    Quedo a la espera de tu comentario sobre tintos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge

      Muchas gracias por tu comentario. La mayoría de los vinos del salón estaban muy verdes. Alguna vez habría que escribir sobre el punto de madurez con que salen los vinos al mercado. Si los blancos salen habitualmente bastante verdes, lo de los tintos es de impresionar.
      Como creo que comenté en alguna de tus entradas, también soy de la opinión de que los tintos gallegos, en mi humilde opinión, están progresando con mucha más rapidez y calidad que los blancos. A mí al menos me gustan también bastante más.
      Las catas, como bien sabes, en un salón de estas características, se hacen con poco reposo. Tengo que madurar un poco mis impresiones con respecto a alguno de los vinos que más me gustaron. Los cavas de Hispano Suizas me gustaron. Desconozco su precio, pero si no son muy caros les daré una oportunidad con más calma.

      Saludos,
      Vicente

      Eliminar
  2. Seguro que habia muchos más stands con mas blancos y espumosos, pero no se pueden mencionar todos en un blog, sería algo aburrido. Me gusta tu forma de simplificar. Ahí está tu mérito. Estupendo resumen.
    Una pregunta: ¿Pudiste catar todos los vinos del Salón? Creo que es casi imposible en sólo un día, porque ¿cuantos vinos podrían encontrarse allí?
    Como dice Jorge, esperando a tu segunda parte sobre tintos y generosos.

    Un saludo, J. Manuel Figuereo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Manuel

      Gracias por tu comentario. Catar todas las referencias es casi imposible. Aparte de eso, tampoco era mi intención. Me gusta mucho más intercambiar puntos de vista con los productores que tienen interés por dar a conocer sus vinos más allá de ofrecértelos para catar. Pienso que esto es una gran oportunidad, pero a la vez requiere mucho más tiempo.
      He tratado sólo de reflejar lo que más me impresionó de lo que probé. Supongo que de las cerca de 330 referencias que se presentaron, cataría unas 200. Hay algunas bodegas que ya conocía y no me interesaban, y otras que aún siendo desconocidas para mí, no tuve oportunidad de acercarme a ellas, porque había demasiada gente o porque me quedé sin tiempo.
      En la segunda parte, incluiré también algo sobre generosos. Me temo que ahí te daré envidia de la negra, porque hubo cosas tremendamente interesantes.

      Un abrazo,
      Vicente

      Eliminar
  3. Los cavas fueron para mi un capítulo aparte...Veníamos Fran y yo de un restaurante cercano de comernos un buen cocido madrileño y lo primero que hicimos fué una ronda de cavas, eran ya las 4 y pico de la tarde. Torelló, Gramona, Recaredo y Parés Baltá...nos faltó Raventos i Blanc, pero estos los tenía más recientes. Celler Batlle, y el Reserva Particular de Recaredo, impresionantes!!
    Buena descripción, Vicente...me hago a la idea de lo mucho que me dejé!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guillermo

      Muy buena idea hacer una ronda de cavas después del cocido. Una pena que no pudiéramos charlar conun poco de calma. Me temo que puse modo "catar el máximo on", y al final no aproveché la oportunidad de charlar con los amigos.
      Los Recaredo me los perdí. Desgraciadamente no se puede estar a todo, pero esa bodega era de las que tenía interés en pararme un rato.

      Un abrazo,
      Vicente

      Eliminar
  4. Vicente, ¿qué te extiendes?. A mí se me ha hecho corto el post y ya estoy esperando la segunda parte. Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mario. Mañana la segunda parte. Está todavía en el horno. ;)

      Un abrazo,
      Vicente

      Eliminar
  5. En mi caso no pude asistir pero gracias a tus comentarios he disfrutado del salón y también de los vinos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Javier. Es la primera vez que acudo a este Salón, y la verdad es que la experiencia no ha podido ser más positiva. Me alegro de que mis comentarios te hayan servido de algo. A ver si nos vemos en el próximo.

      Saludos,
      Vicente

      Eliminar
  6. Yo traté de catar vinos no tan conocidos para mi debido al poco tiempo que tenía, aunque imagino que habré llegado a unos 100 en total. En blancos me gustaron bastante los de Coto de Gomariz que aún no había catado nada de ellos. Ya en tintos hablamos cuando pongas la siguiente parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jonatan

      Gracias por el comentario. Los blancos de Coto de Gomariz estaban, sin lugar a dudas, entre los destacables del salón.
      Revisando la entrada, me doy cuenta de que no he hecho referencia a Mártires 2011, un blanco absolutamente fantástico, que vengo siguiendo desde su primera añada, y que cuando la botella está bien, es apasionante.

      Saludos,
      Vicente

      Eliminar
  7. Hola Vicente,
    Muchísimas gracias por tu post, del que, además de tus interesantes aportaciones, también podemos extraer cosas que nos ayudarán a mejorar de cara a próximas ediciones del Salón. Me alegra mucho que lo disfrutaras.

    Un abrazo,

    Victoria Lara
    Web y Redes Sociales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victoria

      Gracias a vosotros por la invitación, y por darnos la oportunidad de acercarnos a tan buenos vinos y productores. Desde luego que lo disfruté.

      Saludos,
      Vicente

      Eliminar
  8. Estupendo recorrido, Vicente, que con tu permiso voy a citar en lo que espero publicar mañana. Has sido generoso (conmigo directamente excesivo), prolífico y detallista. Y por supuesto, me has hecho notar que yo fui mucho más lento y menos agudo que tú: se me pasaron un montón de cosas...
    Un abrazo, y mil gracias por la compañía!
    Joan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joan

      Muchas gracias por tus comentarios y por los inmerecidos elogios. Compartir contigo impresiones fue para mi enriquecedor. Las pistas que deduje de tus comentarios me llevaron a descubrir vinos que me encantaron. Espero tener la oprtunidad de repetir la experiencia.

      Un abrazo,
      Vicente

      Eliminar