domingo, 29 de marzo de 2015

Arcan 2013 y Chipirones en su Tinta

Me gustó la entrada de Mariano Fisac sobre la armonía de colores. Poco académica, pero divertida y muy imaginativa. Sin embargo,  el Darth Vader que hay en mí lleva algún tiempo queriendo encontrar algo con lo que tumbarla. Hasta que encontré una pista. Chipirones en su tinta, negros como la armadura del maestro Jedi del lado oscuro. ¿Combinarlos con un PX? (Mueca de repugnancia). Y en eso encontré la pista (el respirador acelera su ritmo), ¡un albariño! El lado oscuro se mueve con sinuosidad maligna. Nada mejor que tumbar su teoría con uno de los vinos de su tierra. ¡Magistral!

Busco una buena receta en internet, y me gusta especialmente la de Robin Food, sencilla y con un aspecto delicioso. Encuentro en el mercado unos chipirones de buen tamaño, no demasiado grandes. David explica perfectamente como limpiarlos, por lo que no me extenderé. Guardo los tentáculos para el relleno, y las tintas en un bol con agua. Busco la botella. Todo está preparado.

Pongo un par de cebollas picadas y dos pimientos verdes troceados a fuego lento para la salsa. En otra cazuela cebolla y media con un par de ajos para el relleno, también cociendo lentamente. Mientras tanto troceo los tentáculos, añadiendo un poco de pan rallado para dar un poco de volumen (la próxima vez compraré un par de chipis más para picarlos en el relleno).

La cebolla se dora ligeramente, momento en el que añado el picadillo de tentáculos. Se va haciendo junto a la cebolla y el ajo. Aromas que van inundado la cocina. En la radio “Ebony and Ivory”, blanco y negro, en la versión de Paul McCartney y Stevie Wonder. A la teoría de Mariano le quedan unos minutos. De nada le va a servir tener al enano orejón verde de su lado diciendo “inexplorados son los caminos de la fuerza”.

El relleno ya está listo. El sofrito de la salsa está a punto. Le añado las tintas, un poco de agua y un chorro generoso de Arcan 2013. Aroma cautivador. El lado oscuro se regodea en la salsa, tornándola casi negra. Un poco de salsa de tomate le otorga unos suaves reflejos dorados. Unos minutos de reducción, y a triturar.


Relleno los chipirones, y los cierro con un palillo. En una sartén con un poco de  aceite de oliva les voy dando  un toquecito. Limpio la sartén con un poco de brandy y lo añado a la salsa. Unos veinte minutos en la salsa y los chipirones están en su punto. Para servir con arroz blanco hecho con un poco de salsa de soja. Alea jacta est.

La familia en la mesa. Los chipirones y el arroz emplatados. El respirador de Darth acelerado. Pruebo un poco del chipirón y esta exquisito (la humildad no está bien vista en el lado tenebroso). La textura firme de la carne del chipirón, aderezada por la salsa sabrosa, contrasta perfectamente con el relleno meloso y ligeramente dulce. Pruebo el albariño y se me saltan las lágrimas. Fresco y ligeramente frutal. Cítricos y manzana verde, junto a ligeros toques salinos. Amplio. Limpia la boca. ¡Armonía perfecta con el ligero dulzor del chipirón! Queda en la boca una ligera acidez cítrica y un retronasal de ciruela algo ácida, que me preparan para seguir disfrutando este sencillo y delicioso plato.


Pero lo mejor es el sabor de la victoria. Negro y blanco en armonía sublime. La teoría de la armonía de colores semejantes destrozada. Animaos hacia el lado oscuro del chipirón en su tinta. Un buen albariño le acompañará a las mil maravillas. Arcan 2013 lo hace sin duda por muy poco. Un gran descubrimiento y una gran victoria.

Tal vez Mariano saque otras teorías armónicas. Estaremos aquí para refutarlas y destruirlas con el poder del lado oscuro. Aunque… “poderosa la fuerza en él es”. Tal vez tenga algún as en la manga del que salgan otras historias.

PS. Arcan 2013 puede encontrarse en Madrid en El Mostrador de Vila Viniteca, y por internet en Vila Viniteca , por algo menos de nueve euros.

3 comentarios:

  1. Juas...! Me parto...Lo más divertido, Vicente, ha sido leerme las dos entradas se guidas, la de Mariano y la tuya, y la verdad es que os compenetráis a las mil maravillas; hasta el estilo literario me resulta similar...Armonías de colores o armonías en blanco y negro; sois la leche!!
    Divertidos, pero la leche!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabas de hundirme la moral. ¡De manera que Mariano ve las armonías en color y yo en blanco y negro! ¿No estarás llamándome viejo?

      Eliminar