domingo, 19 de marzo de 2017

Gran Cerdo 2015

No, no... ni se me ha ido la pinza, ni estoy tratando de insultarte. Gran Cerdo 2015 es el nombre de un vino elaborado por el enólogo riojano Gonzalo Gonzalo. Por lo visto, cuando fue a elaborar su primer vino, necesitó pedir un crédito de un millón de pesetas, que "cortesmente" le denegó el empleado del banco al que se dirigió, aduciendo que el vino no era un bien embargable. Parece ser que el tal banquero no era precisamente un adonis, y le gustaba comer "más que a un tonto un lápiz", que decimos en mi tierra. Vamos, que estaba rellenito, y Gonzalo le dedicó amablemente el vino, que pudo elaborar después de conseguir el dinero entre su familia y conocidos.

Como ya decía en una entrada anterior, tengo la idea de ir alternado blancos y generosos de mi tierra, con tempranillos riojanos, y este me ha parecido cuando menos curioso. Me lo recomendó Antonio Sicurezza, cuando visité por primera vez The Wine Attack, la nueva tienda de vinos naturales en Madrid, en la calle Limón, cerca de Conde Duque. Me encontré allí con él y con Carlos. Sin lugar a dudas, merece la pena la visita a esta nueva tienda que cubre un hueco relevante en el comercio del vino en Madrid.

Pero déjame que ordene un poco las ideas y te cuento un poco acerca  del proyecto de Gonzalo Gonzalo y Mar Cambero. Se llama The Wine Love, que a mi juicio dice mucho más que el nombre del vino que hoy nos ocupa... ¿Sería buena idea regalárselo a un jefe? A la novia seguro que no. Vuelvo a centrarme. es que convendrás conmigo que el nombrecito se las trae...

Gonzalo es un enólogo riojano que después de viajar por Italia y Francia, trabajó en bodegas industriales hasta que lo dejó todo para conseguir sacar al mercado, con algún problemilla financiero,  su primer vino, Orgullo.  Desde entonces se rige por los principios de la ecología y la biodinámica, pasando el mayor tiempo posible en la viña, sabiendo que la cercanía a la tierra y el trabajo bien hecho es recompensado con fruta de calidad, lo que le conducirá a grandes vinos.La otra mitad de este dúo es Mar, alas "Mar Mota", también enóloga, que además se ocupa del diseño. La descripción de ambos en la página web de la bodega es altamente recomendable para el que tenga ganas de sonreír.

Pero vayamos al vino, Gran Cerdo 2015 es el más joven de la bodega. Las uvas fermentas siguiendo el método habitual en Oporto. pisando en lagares cuadrados de granito de unos ochenta centímetros de lado, y unos 30 centímetros de altura. Una vez finaliza la fermentación alcohólica, se pasa el vino a tanques de cemento subterráneos , iniciándose la fermentación maloláctica (transformación del ácido málico a ácido láctico, lo que proporciona una mayor suavidad al vino) en la primavera del año siguiente, razón por la que este vino, siendo joven, sale al mercado casi un año después que los de su cosecha.

Gran Cerdo 2015 (70% tempranillo, 30% graciano) es un vino expresivo en nariz. Cerezas rojas maduras, con toques lácticos y algún recuerdo de hierbas aromáticas. En boca es sencillo, con buena amplitud y considerable intensidad frutal, con cierta madurez. Algo goloso. Trae a la boca lo que sugirió en nariz. Suave, con taninos pulidos. Un poco más de acidez le hubiera venido de perlas, aunque no se bebe mal. Un vino sencillo, que combinó bien con unos tallarines con gambas y almejas. En la etiqueta sugiere maridarlo con jamón, será por eso del cerdo.

No está mal este vino, es sencillo como corresponde a su rango de precio, pero honesto y muy bebible. Te gustará, si no le tienes aversión a ese ligero toque goloso. Muy limpio, como todos los vinos que me ha recomendado Antonio Sicurezza, En cierto modo derriba los mitos de que los vinos naturales no puedan evaluarse con los mismos parámetros que cualquier otro. Este, por los 4.50 € que vale en Wine Attack no está mal.

Reconozco que más que el vino me ha atraído el proyecto de Mar Mota y Gonzalo Gonzalo. Buscaré algún otro de sus vinos, esperando que de ahí salgan nuevas historias.

PS. El sitio más barato en el que lo he encontrado en Madrid ha sido en Bodegas Santa Cecilia por 3.7 €.

2 comentarios:

  1. Hola Vicente,
    bebí este vino hace ya tiempo, cuando La Fisna era sólo tienda y se encontraba en su anterior ubicación. Nada más probarlo lo primero que vino a mi cabeza fue: ¡Barbacoa!

    Saludos,

    Jose

    ResponderEliminar
  2. Hola Jose

    ¡Completamente de acuerdo! Yo también lo relacioné en seguida con las barbacoas. Que curioso.

    Saludos,
    Vicente

    ResponderEliminar